Información al paciente sobre Cirugía Adenoamigdalina

La cirugía de amígdalas y adenoides consiste en la extirpación de dichos tejidos del organismo. El procedimiento se realiza con instrumental frio a través de la cavidad oral. La duración aproximada de dicha intervención es de 30 minutos, y la internación ambulatoria.

POSTOPERATORIO

Es normal que el paciente presente dolor faríngeo (sobre todo el adulto) y dificultad relativa para tragar. Para esto se indican analgésicos y dieta blanda fría. Muchas veces el dolor al tragar se irradia al oído por la inervación sensitiva de la región faríngea

La cirugía de amígdalas habitualmente produce dolor al tragar y por lo tanto disminución de la ingesta con la consecuente perdida de peso sobretodo en niños. Todos los pacientes presentan algún grado de molestia o dolor postquirúrgico, mayor en adultos que en niños.

Es normal que presente halitosis (mal aliento)por la generación de tejido cicatrizal (fibrina) en el lecho operatorio. Esta fibrina se ira cayendo sola en el trascurso del periodo cicatrizal que dura 2 semanas. La hidratación frecuente ayuda a mejora la halitosis.

Existen frecuentemente, sobretodo en niños cambios en la resonancia de la voz debido a la extirpación de la amígdalas. Muchas veces el dolor al tragar se irradia al oído por la inervación sensitiva de la región faríngea

Puede presentar fiebre (especialmente en niños) las primeras 48hs postquirúrgicas. Se trata con los mismos analgésicos y antitérmicos indicados+ medidas físicas (baños fríos).

Esta demostrado que la incidencia de sangrado postquirúrgico es de 2-4%. De acuerdo al tipo y cantidad del mismo se pueden tomar conductas expectantes, higiénico dietéticas y/o quirúrgicas para resolver dicho problema. Siempre comunicarse con su cirujano.

El 1% de los paciente presentan una inmovilidad palatina antalgica (dificultades para mover el paladar por dolor) manifestándose con reflujo nasal (líquidos deglutidos por la nariz) y rinolalia (voz nasal gangosa). Esto resuelve habitualmente con el paso del tiempo y del dolor.

La cirugía de la adenoides no produce habitualmente dolor pero si el paciente puede sentir feo olor en la nariz por los mismo motivos explicados en la amigdalectomia.

Es importante que el paciente este en un ambiente tranquilo, fresco y sin realizar actividad física intensa. No puede recibir calor local (baño caliente, vapor, alimentos calientes) durante todo el periodo cicatrizal.

El alimento debe ser blando y tibio/frio: flan, gelatina, yogurt, helado, pastas tibias, sándwich de miga, salchichas, puré, frutas blandas o ralladas, etc. Evitar alimentos duros, crocante y calientes.

Es muy importante la ingesta de liquidos frescos para mantener la hidratación y limpiar el lecho quirúrgico. Evitar cítricos, bebidas gaseosas y la succion con bombilla o tetina.