Blefaroplastía – Cirugía de los párpados

blefaroplastia1Es el procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo rejuvenecer los párpados mediante la remodelación de los tejidos perioculares. Se realiza fundamentalmente por razones estéticas, pero en algunos casos se realiza únicamente por motivos visuales (blefaroplastia funcional) ya que la caída de la piel de los párpados superiores puede ocasionar una reducción del campo visual.

El envejecimiento del área periocular se caracteriza por alteraciones en la piel, músculos y grasa periocular que tienden a ser mas laxos, débiles y visibles. En el parpado superior se produce un exceso o descolgamiento de la piel y en el parpado inferior  se producen pliegues y arrugas por laxitud musculocutanea y también las conocidas bolsas palpebrales por herniación de grasa infraorbitaria.

blefaroplastia2El objetivo de la blefaroplastia es devolver al párpado un aspecto más juvenil, manteniendo los rasgos propios de cada persona, manteniendo un aspecto natural, evitando cicatrices visibles y protegiendo la salud ocular. La evolución de las técnicas quirúrgicas en los últimos años ha sido fruto del mejor conocimiento de los procesos de envejecimiento facial. El cambio más importante ha sido la adopción de técnicas menos invasivas y más conservadoras

La blefaroplastia se realiza habitualmente con anestesia local, y en muchos casos se usa además la sedación intravenosa para mayor confort del paciente. La anestesia general no es necesaria por la cirugía en sí, pero en algunas ocasiones se utiliza cuando al mismo tiempo se realizan otras cirugías más invasivas.

La duración de la cirugía es muy variable, de entre 30 minutos y 2 horas generalmente. La recuperación tras la cirugía se caracteriza por la aparición de edema y equimosis (“morados”), que mejoran con la aplicación de frío durante la primera semana. Es un proceso habitualmente indoloro. La recuperación completa puede tardar entre 3 y 6 semanas, y las cicatrices mejoran durante 6 a 8 meses.